Harry el camello, el primer ejemplar en Australia

Harry el camello, el primer ejemplar en Australia

Harry el camello, era un ejemplar de Camelus Dromedarius con origen en las maravillosas Islas Canarias. Por lo que, es reconocido como la raza autóctona de camello canario y siendo el primer ejemplar el camello que llegó a Australia. 

 

¿Cómo nace esta historia?

Para el origen de esta historia tenemos que remontarnos al año 1840. Cuando Phillips, Henry Weston Phillips, George y GM que eran hermanos los 5, adquirieron 9 camellos en Tenerife.

De estos camellos, 4 o 5 de ellos embarcaron en el buque SS Apolline, el cual fue contratado por Henry de Londres. El barco estaba capitaneado bajo el mando de William Deane que atracó en un puerto de Australia del día 12 de octubre del año 1840. 

El único animal que sobrevivió fue el macho al que llamaron Harry y en consecuencia, fue el primer camello en pisar Australia.

 

El mal humor de Harry

6 años más tarde de la llegada de Harry a Autralia, un explorador de Penwortham, en el sur de Australia, eligió a Harry como integrante de una expedición que se realizaría alrededor de un lago denominado ‘Lago de Torrens’ y la cabeza del ‘Golfo Spencer’

 

El grupo estaba formado por:

  • 6 hombres
  • 2 carros
  • 6 caballos
  • 12 cabras
  • 1 camello (Harry)

 

La expedición comenzó el 29 de Julio de 1846 desde Penwortham y cogió rumbo hacia el norte del ‘Monte Remarkable’ y de la ‘’cordillera Flinders’.

Pero algo que John Ainsworth Horrocks el explorador no había descubierto es el mal humor y la frecuencia con la que mordía a los hombres y las cabras que les acompañaban en la expedición.

Pero, Harry destacó como un perfecto porteador, llevando cargas pesadas de hasta 160 kg y siendo capaz de viajar durante dos días sin agua.

 

El fin de la expedición

En los días finales de Agosto, Horrocks y 2 hombres más, salieron a explorar y conocer las llanuras a pie con Harry, que era el encargado de cargar con el equipaje.

Después de días y haber recorrido 65 millas y bordeado el ‘Lago Dutton’, uno de los exploradores se detuvo al ver un bonito pájaro al que quisieron disparar para añadirlo a la colección de la expedición. 

Pero, cuando el camello se paró y el explorador estaba apuntando para disparar al pájaro, el camello hizo un movimiento brusco provocando que el arma se disparara contra uno de los exploradores provocando la pérdida de un dedo, y de toda la dentadura de la parte izquierda.

Por lo que, la expedición se dio por cancelada y regresaron a Pentworhtam para socorrer al explorador, que finalmente falleció 23 día después del disparo.

 

La última voluntad

Horrocks, que es el nombre del explorador fallecido a causa del movimiento del camello, pidió el sacrificio de Harry, para que nadie más  fuera herido por el. Finalmente Harry murió abatido por un disparo, pero eso sí, después de haber mordido la cabeza de un ganadero aborigen.

About The Author

Leave Comment